Las balanzas de precisión son aquellas que están especialmente diseñadas para ofrecer resultados altamente precisos dentro del rango de peso y por debajo de los miligramos. Se suelen utilizar para la medida de pequeñas muestras y proporcionan la manera más exacta, rápida y simple de determinar el peso de una sustancia o un objeto.

Al igual que el resto de balanzas, las de precisión poseen una serie de características y funciones según el modelo. Pero todas ellas convencen especialmente por su exactitud, su gran rango de pesado y su calidad. No en vano, están fabricadas con los mejores materiales para garantizar su resistencia y durabilidad.

Venta de balanzas precisión online

Las balanzas de precisión se suelen emplear en el campo de la investigación y el desarrollo, en el control de la producción o con fines comerciales. Precisamente, se encargan de pesar cantidades a un número muy preciso, usualmente hasta de un miligramo e incluso en menos en algunas ocasiones.

Por eso, es muy probable que las podamos ver en diversos laboratorios y aplicaciones químicas, en lugares de investigación física o biológica, en el campo médico y farmacéutico, en las industrias de joyería, operaciones industriales y fabricación, etc. Es decir, en todos aquellos lugares en donde la legibilidad y la capacidad de estas balanzas sean útiles para obtener un mayor rango de precisión.

A veces, este tipo de balanzas son referidos como balanzas de carga superior y están disponibles en una amplia gama de capacidades, oscilando entre varios cientos de gramos hasta kilogramos.

Algunos de estos modelos de balanzas de precisión incorporan una salida RS232 para conectarlas a un ordenador o una impresora. Otras pueden venir incluso calibradas según la ISO o con un certificado oficial de control.

Hay que recordar que la balanza de precisión no mide directamente la masa de la sustancia o el objeto, sino la fuerza de su peso. Es por eso que este tipo de balanzas suelen estar acompañadas por protectores o cerramientos hechos de plástico o de vidrio y que, ajustándose alrededor de la bandeja, protege el pesaje de los efectos de las corrientes de aire. Un elemento que podría hacer variar la precisión de la pesada.

Por último, para una mayor estabilidad y rendimiento de las balanzas de precisión habría que utilizarlas en una mesa de trabajo específica y en un área con la temperatura ambiente adecuada y mantenida. Asimismo, de forma periódica es recomendable que un técnico autorizado calibre la balanza y evalúe su funcionamiento.