Inicio / Usos de Balanzas / Haciendo la maleta 2

Haciendo la maleta 2

De como hacer una maleta con todo lo indispensable pero ligera y cómoda de llevar
Publicado el 25/10/2013

En un post anterior hablábamos de lo importante que resulta hacer bien la maleta antes de viajar. Llevar justo lo que necesitaremos, sin cargar con un peso que nos mortificará cada vez que tengamos que movernos puede convertir una parte fundamental de viaje en una tortura. Y por si fuera poco, los gastos del sobrepeso si viajamos en avión nos pueden amargar un momento que, por otra parte debería ser el más emocionante y feliz: el inicio del viaje. Por eso, pesa siempre las maletas antes de viajar. ¡Te quitarás un peso de encima!

http://www.balanzasdigitales.com/pesamaletas/115-balanza-pesamaletas-con-literna-ls-10.html

A veces, cuando hacemos el equipaje nos parece indispensable llevárnoslo todo. Otras veces, cuando viajamos en pareja pensamos que llevar una sola gran maleta será mucho más práctico. Y acabamos saliendo de casa con una maleta enorme que cuesta levantar del suelo. Conviene no olvidar, que incluso cuando contemos con una maravillosa maleta con ruedas, ergonómica y deslizante, habrá momentos en los que inevitablemente habrá que levantarla: para facturarla, para bajarla de la cinta de equipajes, para meterla o sacarla del taxi… Siempre son mucho mejor dos maletas pequeñas que una grande. Algo en lo que deben estar de acuerdo las compañías aéreas que no permiten facturar una maleta para dos personas. O sea, que si viajas con tu pareja y una sola maleta, te cobrarán a ti el sobrepeso de la maleta y a tu acompañante le embarcarán como “sin equipaje”. Una idea que te saldrá cara seguro.

 
Dos maletas son más fáciles de manejar, de subir y bajar, de adaptar en el maletero de un coche. Y ya en el hotel, os servirán para tener vuestras cosas por separado, más a mano y más ordenadas. O al menos, cada uno podrá tener el desorden que más le cuadre.
 
En cuanto el contenido, en el anterior post repasábamos los imprescindibles a no olvidar. Conocí una viajera muy curtida que había adoptado una forma de hacer la maleta de lo más práctica. Durante el año, iba recopilando varias camisetas de algodón básicas, de propaganda o rebajas y las guardaba enrolladas en forma de paquetitos en la maleta. Después en verano, cuando viajaba por el mundo, las iba abandonando en los hoteles en los que pernoctaba, aligerando su maleta de forma que pudiera ir metiendo en ella los recuerdos que compraba. Otra, sin embargo, elegía viajar con solo dos modelos: de quita y pon. Y con una cuerda, dos pinzas y un bote de detergente. Cada noche  lavaba uno de ellos y lo tendía a secar. En cualquier caso, os aseguro que nunca pagaron exceso de equipaje.
 
Mis últimos consejos de momento: utiliza envases de viaje para los productos de neceser. Es con mucho, el bulto más incómodo de adaptar en la maleta. Aunque en los hoteles suelen poner un kit de aseo tu pelo te agradecerá un huequito para tu champú y tu mascarilla en la maleta. Y un body milk.  ¡Ah! Y un pijamita para abrigar tus noches de viajero como si estuvieras en casa. Un detalle que siempre se agradece
Añadir Comentario

Añadir comentario

Nombre a mostrar (*)
E-Mail de contacto (no se mostrará)
Deje su comentario (*):
Elige un avatar:
 
¡Enviar comentario!  Cancelar

Comentarios (0)

No hay comentarios por el momento.


Usos de Balanzas