Inicio / Usos de Balanzas / La balanza comercial. Las mejores soluciones en pesaje para tu negocio.

La balanza comercial. Las mejores soluciones en pesaje para tu negocio.

Publicado el 30/10/2015
balanza comercialLa venta de productos a granel, al peso o por piezas está muy extendida en pequeños ultramarinos de barrio, algunas grandes superficies e hipermercados. Por ello es difícil concebir alguno de estos negocios sin un sistema moderno, homologado y fiable que permita pesar con comodidad, soltura, eficiencia y libre de error los productos que sus clientes demanden.
 
La balanza comercial es el aparato que cubre estas necesidades a la perfección. Todo establecimiento que venda alimentos u otros productos según la metodología previamente expuesta debería contar con sus propias unidades ya que el servicio que prestan es imposible de mejorar a día de hoy, estos aparatos tienen una larga historia de desarrollo y han convergido en dos grupos de especificaciones distintas pero funcionalidad muy semejante.
 
En primer lugar hablaremos de las balanzas comerciales sin impresora. Estas balanzas no tienen la capacidad de emitir tiques de compra con los que el cliente pueda contrastar los datos, razón por la cual a pesar de repercutir positivamente en la economía del negocio mediante una ligera menor inversión inicial y un ahorro en los gastos relativos a la impresión (tinta, reparación de cabezales de impresión y, por encima de todo, los rollos de papel que deben ser repuestos con rigurosa regularidad), podrían llegar a causar falta de confianza, descontento, pérdida de clientes o disminución de la retención de nuevos compradores.
 
El segundo grupo recoge, como nuestros lectores habrán adivinado, los modelos con impresora incorporada. La diferencia de coste es poco notable, por lo que la elección de una u otra queda a decisión del vendedor o gerente de la tienda, quien tendrá que evaluar si necesita emitir recibos de manera estricta o si puede prescindir de ellos.
 
Los modelos pertenecientes a cualquiera de estos dos grupos presentan características y capacidades muy similares. Los límites de peso que es posible medir varían entre los quince y los treinta kilogramos, con precisiones de en torno a cinco y diez gramos y platos que dependerán del tipo de solución adaptado. Los platos colgantes suelen tener un diámetro más pequeño, de alrededor de veinticinco centímetros, mientras que las básculas para venta itinerante o ambulante tienen platos rectangulares algo mayores, para economizar en el peso que es necesario transportar y operar. Los platos que se acercan al límite superior de dimensiones suelen corresponderse con máquinas orientadas a ser instaladas de manera fija en grandes establecimientos, donde el movimiento habitual de la misma no tiene lugar.
 
Profundizando conocimientos en el mundo de la báscula comercial, usted podrá realizar la elección más oportuna para su negocio.
Añadir Comentario

Añadir comentario

Nombre a mostrar (*)
E-Mail de contacto (no se mostrará)
Deje su comentario (*):
Elige un avatar:
 
¡Enviar comentario!  Cancelar

Comentarios (0)

No hay comentarios por el momento.


Usos de Balanzas