Inicio / Buenas prácticas de uso / Balanza de plataforma, el mejor aliado en una chatarrería

Balanza de plataforma, el mejor aliado en una chatarrería

Publicado el 31/03/2017

Al igual que en las pescaderías, panaderías, fruterías o joyerías, las balanzas para chatarrería se convierten en una pieza necesaria en el día a día de este negocio, pues dependen fundamentalmente de este artilugio para calcular el peso de la chatarra y poder así abonar a quienes la llevan el importe oportuno. Las chatarrerías o los desguaces de vehículos constituyen un modelo de negocio que no pasa de moda, pues aunque los tiempos hayan evolucionado, todavía sigue siendo una vía económica cambiar nuestro viejo coche o la antigua puerta de entrada de la casa por unos euros. Incluso, la crisis ha derivado en que esta acción de recoger chatarra se convierta en el trabajo y en el día a día de muchas familias sin recursos.

Cuando hablamos de balanzas de chatarrería nos referimos a básculas de plataforma multiusos de gran capacidad. Estas máquinas pueden soportar un peso de entre 60 y 600 kilos, midiendo su plato de acero inoxidable para las pesadas 80x60 centímetros. Robustas y duraderas, las balanzas de plataforma cuentan con unas patas regulables que nos permitirán ponerlas completamente de forma horizontal al suelo, incluso en los terrenos más abruptos, garantizándonos una pesada precisa (de 100 gramos) y fiable.

Las básculas de chatarrería están pensadas para la lectura del peso sumatorio de varias pesadas, así como para la configuración del sistema de auto-apagado cuando hubiésemos acabado la operación. Gracias a su batería interna recargable (con más de 90 horas de duración), será posible pesar las mercancías en cualquier lugar, independientemente de que existiese acceso a la red eléctrica o no. Las básculas de plataforma cuentan con visores multifuncionales, los cuales nos ofrecerán información sobre diversos aspectos (tara, cuenta piezas, acumulación, hold, etc.). Además, todas ellas disponen de una salida RS232, la cual nos permitirá conectarla directamente a un ordenador y a una impresora.

Como bien saben, el negocio de las chatarrerías depende fundamentalmente del precio al que se esté pagando el kilo de cada metal en un momento determinado. En líneas generales, el kilo de acero suele pagarse más caro que el kilo de hierro, del cual existe una menor demanda. Las balanzas de chatarrería presumen de contar con una gran versatibilidad, ofreciendo un buen número de prestaciones a un módico precio.

En el caso de la recepción de camiones cargados de toneladas de mercancías, se procederá al pesaje directo del vehículo en una báscula de mayor envergadura pensada para ello, es decir, en una báscula móvil para vehículos. Calculado el peso total (peso bruto), se procederá a la descarga de la mercancía y al posterior pesaje del vehículo sin carga (peso tara). La diferencia entre el peso inicial y el peso final dará como resultado el pesaje de la mercancía. En esta operación nos ahorraremos tiempo y el esfuerzo de tener que verter la carga sobre nuestra balanza de chatarrería.

En materia de seguridad, las empresas de chatarra metálica corren ciertos riesgos ya que los objetos metálicos como los postes y los perfiles de aluminio pueden convertirse en proyectiles en caso de que no se sujeten de forma segura. Un negocio de chatarrería siempre resultará rentable por su relación con el sector de la construcción y otros particulares, aunque para una mayor eficiencia y productividad siempre será necesario contar con una eficaz balanza para chatarrería.

 

Añadir Comentario

Añadir comentario

Nombre a mostrar (*)
E-Mail de contacto (no se mostrará)
Deje su comentario (*):
Elige un avatar:
 
¡Enviar comentario!  Cancelar

Comentarios (0)

No hay comentarios por el momento.


Buenas prácticas de uso