Inicio / Calibrar Balanzas y Básculas / Todo lo que debes saber sobre los dinamómetros

Todo lo que debes saber sobre los dinamómetros

Publicado el 19/01/2017

El dinamómetro no es un invento del presente, pues sus orígenes se remontan a finales del siglo XVII, cuando el físico Isaac Newton idease una herramienta capaz de medir la fuerza y el peso de los objetos a partir de la Ley de Elasticidad de Hooke. Este instrumento está conformado por un cilindro, contenido en el interior de un cilindro mayor, que alberga un muelle. Además, cuenta con un par de ganchos, uno en cada extremo. El cilindro hueco exterior que rodea al muelle lleva marcada una escala, de tal modo que al ejercer una fuerza sobre el gancho, el cursor se irá moviendo indicando el valor de la fuerza. Junto a la aguja indicadora de la fuerza, el dinamómetro posee un resorte en su  interior que se alargará al aplicarse una fuerza sobre él.

Sus aplicaciones son muy variadas, por lo que llegados a este punto nos preguntamos; ¿qué usos puede tener un dinamómetro?

·         Medir el peso: Cada vez que se emplease o fuese cambiado de lugar deberá calibrarse, ya que las relaciones entre la masa y el peso de los objetos variarán constantemente.

·         Calcular la fuerza: Para saber cuánto se deforman los materiales que han sido sometidos a grandes esfuerzos o para conocer las fuerzas aplicables en cada tratamiento odontológico, emplearemos un dinamómetro. Con este práctico instrumento lograremos conocer la elasticidad de los materiales.

·         Aplicar en las máquinas de ensayo: Estas herramientas están muy presentes en los laboratorios, pues se encargan de medir las probetas.

Dentro de los dinamómetros, que trabajan con diferentes rangos de medición (desde pocos newtons hasta cientos de kilonewtons), encontramos dos tipologías: mecánicos, los cuales son los más empleados debido a su precisión (desviación máxima de +/- 0’3% de la carga y rango de taraje del 20%) y a su seguridad; y los electrónicos, que cuentan con una interfaz de datos, y en algunos casos con un software encargado de transferir los datos de la pesada hasta nuestro ordenador. Los modelos digitales/electrónicos suelen emplearse en la investigación y el desarrollo, mientras que los mecánicos, debido a su fácil empleo, son apropiados para el sector pedagógico.

¿Son todos los dinamómetros iguales en su composición? Los de rango de pesado de 5 a 1.000 gramos cuentan con una brida como soporte de carga, los de 2’5 a 50 kilos con un gancho y los de hasta 100 kilos con un mosquetón. La versatilidad de los dinamómetros permitirá convertir, con un simple movimiento, los dinamómetros de tracción en dinamómetros de compresión.

Nuestra empresa de confianza, Balanzas Digitales, nos presenta un amplio catálogo de dinamómetros que va desde los más básicos, ligeros y económicos hasta los más duros, robustos y con mando a distancia para pesar fácilmente grandes cargas de miles de kilos. Su alta durabilidad, su eficacia y su fácil mantenimiento convierten a los dinamómetros en los mejores aliados para las operaciones de carga más pesadas de nuestra empresa.

 

Añadir Comentario

Añadir comentario

Nombre a mostrar (*)
E-Mail de contacto (no se mostrará)
Deje su comentario (*):
Elige un avatar:
 
¡Enviar comentario!  Cancelar

Comentarios (0)

No hay comentarios por el momento.


Calibrar Balanzas y Básculas