Inicio / Calibrar Balanzas y Básculas / 10 usos que puedes dar al comprar un cuenta piezas

10 usos que puedes dar al comprar un cuenta piezas

Publicado el 02/12/2016

Ahora que llega fin de año y nos vemos obligados a realizar un riguroso, y a la par agotadísimo, inventario en nuestra empresa, te queremos presentar una solución eficaz. Todo está inventado y la tecnología ha sido desarrollada por el ser humano para hacernos la vida más fácil, aunque sin perder la precisión del ojo humano. En nuestro almacén siempre deberá haber hueco para este artilugio. Otra de las ventajas de comprar un cuenta piezas es su reducido tamaño, ya que nos permitirá trasladarlo a cualquier lugar sin dificultad alguna.

Su funcionamiento se realizará sobre la red eléctrica a 240 V o mediante el uso de pilas normales. De igual modo, antes de comprar un cuenta piezas deberemos saber que éstos cuentan con una cualificada base de datos de artículos para más de 1.500 cadenas de datos que son definidos de manera individual, es decir, cada producto podrá consultarse o introducirse con facilidad mediante la ayuda del lector de código de barras o el teclado. Para conocer mejor esta báscula, que no puede faltar en ningún negocio, te explicamos las diez ventajas que encontraremos al usar el cuenta piezas que hemos comprado:

1.      Ahorra tiempo en tus inventarios: El cuenta piezas se encargará de calcular el peso del conjunto. Para ello, primero de determinará el peso de una pieza sobre una cantidad definida. Si conocemos el peso individual, podremos introducirlo directamente con el teclado.

2.      Método práctico en tu ferretería: Se acabó contar tornillos, tuercas, puntas y arandelas individualmente. Con esta práctica maquinaria lograremos agilizar nuestro trabajo, garantizándonos además datos cien por cien fiables. ¡Vacía tu bolsa de clavos que la balanza te dirá cuántos hay y qué peso tienen!

3.      No puede faltar en una oficina postal: Gracias a esta práctica balanza industrial, cada paquete podrá pesarse rápidamente y clasificarse en función de su pesaje. Conseguiremos que el trabajo en la oficina postal fuese dinámico y ahorraremos el esfuerzo de tener que calcular el peso de cada pieza de mercancía de forma individual.

4.      Es el mejor aliado en tu joyería: “Cada pieza cuenta”. La gran mayoría de los joyeros optan por comprar un cuenta piezas. Estas balanzas están destinadas a pesar piezas pequeñas con una gran precisión, ya fuesen de plata, oro o piedras preciosas. Ofrecen la posibilidad de pesar en quilates.

5.      Ideal para fruterías: Aunque éstas suelen emplear básculas de acero inoxidable, comprar un cuenta piezas nos permitirá calcular unidades de media más pequeñas, es decir, saber el peso y el precio de cada producto sin necesidad de tener que llevarnos una cantidad exacta.

6.      Cada vez más presente en tiendas de golosinas: Muchas tiendas de golosinas, kioscos y  bazares orientales están incorporando este tipo de balanza industrial como método rápido de medida. ¿Te imaginas tener que vaciar una bolsa de lacasitos para saber cuánto pesa cada disco de chocolate?

7.      Están presentes en los laboratorios. Se tratan de balanzas cuenta piezas de alta precisión y resolución, ya que poseen funcionalidades como nivel burbuja, cortavientos, porcentajes e incluso algunas pueden ser conectadas a nuestro ordenador. De igual modo, poseen varios modelos de pesaje: onzas, quilates y gramos.

8.      Poseen formas constructivas a medida: Sus indicadores y sus packs de software permitirán usar las dos balanzas individualmente, ya fuesen piezas  de pequeño o gran peso.

9.      Fácil uso: Su manipulación es muy sencilla. La introducción directa de datos, el almacenamiento de valores de tara y la claridad de su pantalla y teclado hacen que comprar un cuenta piezas sea posible para cualquier persona.

10.   Úsalas en tu cocina. Será posible controlar el peso de los ingredientes con exactitud. Funcionan con pilas y son fáciles de limpiar.

Al comprar una balanza cuenta piezas estaremos ahorrando tiempo y dinero. Muchas fábricas que trabajan con pequeñas piezas han encontrado en esta máquina la posibilidad de ahorrar gastos de horas de personal. Y es que una balanza no es un gasto, es una inversión que a la larga nos hará más fácil y eficiente nuestro trabajo.

 

Añadir Comentario

Añadir comentario

Nombre a mostrar (*)
E-Mail de contacto (no se mostrará)
Deje su comentario (*):
Elige un avatar:
 
¡Enviar comentario!  Cancelar

Comentarios (0)

No hay comentarios por el momento.


Calibrar Balanzas y Básculas